Cómo limpiar una habitación de hotel

Muchos lectores se sorprenden al ver que hay una guía específica sobre cómo se debe limpiar una habitación de hotel, pero cualquier visitante experimentado puede distinguir entre una limpieza realizada con calidad y una sin ningún cuidado ni respeto por los clientes.

Para todos aquellos emprendedores que desean ofrecer a sus clientes el mejor servicio, hemos recolectado los consejos de profesionales destacados en el rubro que le permitirán realizar la limpieza que todos sus huéspedes desean recibir en su cuarto de hotel.

No se pierda esta guía completa y selecta de los detalles que lograrán captar a sus visitantes de una forma cautiva al momento de elegir su firma.

Resultado de imagen para limpieza de hotel

Denominador común

Como lo refieren los expertos de Clean Managers, las firmas internacionales de hoteles poseen manuales y capacitaciones protocolizadas para que cada empleado encargado de realizar la limpieza pueda llegar al mismo resultado y así tener un servicio estandarizado en cada sucursal, destino y turno.

Al tener una guía particular para realizar la tarea, la firma se asegura que cada habitación tenga el mismo servicio al cuarto sin importar quien realice la tarea. Lo importante es que el cliente pueda identificar la calidad de servicio en cada cuarto.

Estos protocolos si bien guían el trabajo a realizar son susceptibles de modificaciones que se comprueben en la práctica para mejorar las labores de limpieza o los resultados de esta.

Paso a paso

Una observación que surge del análisis de los manuales de limpieza en un hotel es que se establece siempre una secuencia específica. En todos se consideran tres momentos fundamentales que marcan el orden más utilizado, aunque se le sumen más interacciones intermedias. Esta secuencia base es la siguiente:

  • Ventilación: Al ingresar en una habitación, sin importar cuándo ha sido utilizada lo primero a realizar es abrir ventanas o accionar sistemas de ventilación para que el aire circule adecuadamente por todo el ambiente.
  • Retirar sábanas y otros elementos de ropa blanca a lavar. De esta forma sacaremos todo lo que pueda provocar mal olor.
  • Limpieza propiamente dicha, en este momento se procede a realizar las tareas propias de la limpieza, sacudir el colchón y almohadas, repasar muebles y accesorios, barrer, tender la cama con sábanas limpias, pasar el trapeador, encerar si el piso lo amerita y cerrar ventanas y cortinas. Muchos hoteles delegan a empresas especializadas la limpieza de alfombras por precios realmente competitivos.
  • Antes de salir de la habitación es importante que se verifique que cada elemento funciona: luces, enchufes, ventilador, sistemas de calefacción y cualquier otro comando que integre el cuarto.
  • Último detalle en el que coinciden todos los manuales es el de aromatizar el ambiente antes de salir.

Recomendaciones infaltables

La limpieza de toda habitación debe realizarse a conciencia y con el esmero que cada huésped merece, tienen que sentir desde el primer momento que son bienvenidos y que deseamos aportar en cada detalle para que su estadía sea grata.

Los detalles son los que más se valoran, por ello es que toda la habitación debe estar impecable, para lo cual es importante correr los muebles, limpiar dentro de los cajones y armarios y en los bordes de cuadros o espejos.

Un detalle esencial es utilizar elementos de limpieza hipo alergénicos para evitar malestar en los huéspedes.

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.