Cómo sobrellevar las situaciones imprevistas durante las vacaciones

A nadie le gusta pensar que durante las vacaciones vamos a tener imprevistos que pueden convertirse en problemas. Sin embargo, hay que estar preparados para enfrentarlos y encontrar una solución. Básicamente, es importante prepararse para irse de vacaciones y tener las cosas listas para disfrutar, pero por más organizados que seamos es imposible prever todo.

Aunque muchas personas creen que ser tan precavido puede atraer las “malas ondas”, lo más importante es no darle importancia a esas creencias y comenzar a organizarse como corresponde para tener unas vacaciones felices. Los siguientes son algunos de los inconvenientes más frecuentes y algunas formas de enfrentarlos.

Perder la documentación. Ya estamos disfrutando de nuestras vacaciones, y un día no encontramos nuestra documentación, por ejemplo, el DNI o el pasaporte. Si estamos fuera del país, lo primero que hay que hacer es hacer la denuncia policial y acercarse en la Embajada de Argentina, o a la oficina consular más cercana.

Sufrir un robo. Con el tema de la documentación, los pasos a seguir son similares a los que se realizan para cuando se pierde (también depende mucho del país en donde suceda). Siempre es recomendable cuidarse mucho en cómo se llevan los objetos de valor cuando se viaja.

Problemas con el auto: Si se decide viajar por la Argentina, o inclusive cruzar la frontera en auto, es importante tener en mente que pueden surgir problemas mecánicos o de chapa en cualquier momento. En cuanto los detectes, lo más importante es consultar con las personas locales dónde hay un taller mecánico o un taller de chapa y pintura, según lo que se necesite, porque seguramente ellos son los que van a brindar una buena recomendación. Asimismo, para los que cuentan con servicios de emergencias y auxilio pueden contactarse para solicitar ayuda, que seguramente será algún tercerista asociado cerca de donde te encuentres.

El hotel no era lo que esperabas: Si el problema es la habitación y el resto del hotel está bien, hay que darle una oportunidad y solicitar un cambio de habitación. El problema es cuando todo el hotel nos desilusiona. Hay que revisar las condiciones de reserva y si es posible cambiarse de hotel.

Problemas de salud: Este problema es fácil de solucionar si antes de viajar se contrata un buen servicio de salud, con un monto importante de cobertura si se viaja lejos y por bastante tiempo, que va a cubrir los gastos médicos que surjan.

A la vuelta, si hubo algún inconveniente durante el viaje, es conveniente hacer las revisiones necesarias como ir al médico de cabecera en caso de haber tenido un problema de salud o llegar el auto a un especialista en chapa y pintura en San Isidro o en la zona que se desee si se tuvo un problema con el coche.

Hay muchos dichos populares que se refieren a que la prevención es mucho mejor que comenzar a buscar una solución urgente. Naturalmente, no siempre se puede prever los inconvenientes que puedan surgir, pero si se sale con la organización necesaria, todo va a salir mucho mejor.

Esta entrada fue publicada en Turismo. Guarda el enlace permanente.