¿Los extranjeros pueden comprar dólares en el país?

El cepo cambiario y las restricciones en cuanto a la compra de dólares en Argentina es una medida que se toma desde el Gobierno Nacional con la intención de fortalecer la moneda local.

Se dificulta la tarea porque ya es parte de la idiosincrasia argentina el pensar que los ahorros deben realizarse en dólares para que las continuas crisis no desvaloricen ahorros en moneda local. Aunque muchos expertos aseguran que tener dólares guardados es una muy mala inversión.

Pero la pregunta que nos cita hoy es si en nuestro país existe un cepo a la compra de dólares para los visitantes extranjeros, ellos ¿pueden comprar dólares libremente? Los expertos de Berlín Cambio nos dan luces sobre si existen restricciones y cuáles son.

Cepo para todos

Todo turista que desee comprar dólares en Argentina deberá solicitar un permiso especial al Banco Central de nuestro país. Los expertos nos informan que los visitantes pueden tramitar la autorización tanto en bancos como en casas de cambio.

El trámite no implica grandes demoras, pero si asegura un registro para que cada turista realice compras que realmente se puedan justificar, como por ejemplo en el caso que el turista deba volver a su país de origen y desea cambiar los pesos argentinos por dólares.

La medida no es para incomodar a los visitantes, tiene por finalidad perseguir operaciones ilegales. En este enlace, puedes ver más datos sobre en dónde se pueden comprar dólares en el país.

El “bucle” o “rulo” financiero

La medida impulsada por el Gobierno que solicita una autorización legal para que los turistas puedan comprar dólares permite frenar una situación que debilitaba la economía nacional, a través de una maniobra bursátil.

El bucle o rulo financiero consiste en vender dólares a un precio mayor del fijado de manera estatal, esto se realiza en locales no autorizados por supuesto, y luego comprar con la presentación del pasaporte dólares nuevamente con una ganancia extra por involucrar al mercado clandestino.

Al dejar un registro de cada compra de dólar realizada en el país, el turista no puede repetir estas operaciones como se pudo constatar que antes se hacía y de esta manera se cierra una de las acciones oportunistas que debilitan la moneda nacional.

Posibles complicaciones

Como es de esperar, quienes ganaban dinero con estas acciones rápidamente salieron con comentarios falsos en las redes y noticias mentirosas que aseguraban que los turistas presentaban un gran malestar ante estas iniciativas.

Se propagó la información que los visitantes no podían cambiar sus pesos argentinos para volver a sus países de origen, lo que además de falso incitaba a que los trabajadores del turismo renegaran a boca de jarro por las medidas.

Finalmente, se comprobó que no había inconvenientes con los permisos y se pudo corroborar lo efectivo del control para cimentar el rol de las casas de cambio legales y los bancos institucionalizados.

Medida fortalecedora

Es esencial que se conozca la finalidad de esta medida para comprender su alcance e importancia, porque más allá de ser una medida económica también es una acción de seguridad.

Las casas de cambio clandestinas son una forma conveniente de conseguir más dinero, pero al no ser legales no pueden ofrecer ninguna medida de seguridad.

Esta entrada fue publicada en Turismo. Guarda el enlace permanente.