Pautas para realizar el mantenimiento de las sábanas hoteleras

Los hoteles son lugares de paso donde un huésped espera encontrar todo en su lugar y cuidado para su mejor disfrute, las habitaciones son casi exclusivamente lo que decide al visitante a quedarse o no y la sensación de confort es fundamental. Una herramienta esencial para brindar confort a los pasajeros de un hotel es a través del cuidado de las colchas y sábanas de su stock.

Hay detalles, pequeños secretos y pasos fundamentales para que el mantenimiento de las sábanas de hotel sea de la calidad que se precisa, para que siempre estén inmaculadas. Aquí les presentamos las pautas más relevantes para realizar el correcto mantenimiento de las sábanas hoteleras.

Stock suficiente

Muchos hoteles creen que dos juegos de sábanas por habitación son suficientes para abastecer los requerimientos de la misma, pero lo cierto es que para brindar una correcta atención a los clientes que desean un servicio de alta calidad el número óptimo de juegos de ropa de cama es tres.

La lógica de esta cifra es considerar que un juego está colocado en el cuarto, otro en la lavandería y otro listo para ser utilizado en cuanto se lo requiera.

Calidad de materiales

Por el intenso uso que se le da a la ropa de cama en los hoteles es importante que se invierta siempre en sábanas que sean de alta calidad, ya que de otra manera será una pérdida total de dinero.

Puede que las sábanas más resistentes sean las más caras, pero lo barato siempre termina siendo descartable.

Blanco inmaculado

Por lo general, las sábanas de un hotel tienden a ser blancas, esto no es una moda impuesta y tiene un motivo práctico y otro de percepción.

Hace años se realizó la prueba de incluir sábanas blancas en los cuartos de hotel para conocer la reacción de los clientes con esta iniciativa, descubriendo que experimentaban la sensación de estar en un cuarto mucho más limpio y fresco que en aquellas habitaciones que las sábanas eran de colores.

En un sentido totalmente práctico, las sábanas blancas son más resistentes a lavados en altas temperaturas y al uso de blanqueadores especiales para dejarlas inmaculadas. Existen lavaderos industriales de ropa blanca que pueden ayudar al cuidado de estas piezas de hotel.

¿Cuándo invertir en Maquinaria?

La tecnología actual permite comprar lavadoras, planchadoras y secadoras de gran volumen, potencia y resistencia, por lo que es importante evaluar si es factible realizar la inversión y cuál es la máquina que más conviene según las características del emprendimiento.

Puede considerar contar con los servicios de los lavaderos industriales especializados en el cuidado de las sábanas y de las prendas blancas, lo que le puede representar un considerable ahorro en costos.

Imprevistos y compensaciones

Por lo general, las habitaciones de hotel se encuentran limpias y ordenadas cada vez que un huésped llega para hacer efectiva su reserva, pero los imprevistos pasan y una demora en la lavandería o rotura en las máquinas puede retrasar el check in de algún pasajero.

Es fundamental que en estos casos la demora sea recompensada con descuentos especiales o regalos en el sector del bar, pero nunca se debe relegar la limpieza de las sábanas para entregar la habitación a tiempo.

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.