¿Qué hacer ante un accidente en pleno viaje de turismo?

Los accidentes son esos episodios que nadie espera y para los que rara vez estamos concienzudamente preparados, pero como se dificulta anticiparse ante lo que no se sabe que va a suceder, es importante que intentemos cubrir los aspectos que nos facilitarían cualquier inconveniente que se pueda tener o lo haga en su mayor parte.

Durante un viaje nos pueden suceder diferentes accidentes y es esencial estar mínimamente preparados para enfrentarlos de la mejor manera. Aquí te presentamos un listado de aspectos a evaluar que te serán de utilidad a la hora de organizar tu viaje.

Regla uno: Seguro de Salud

Existen destinos turísticos y diferentes países que determinan como obligatorio por parte de los turistas contar con un seguro de salud para poder ingresar y pasear por ellos. Y aunque algunos aseguran que esta condición es discriminatoria y restrictiva, no deja de ser una cuestión de seguridad.

Estar en un país que no es el propio y, además, no contar con la asistencia que se precisa en un momento de necesidad puede ser sumamente traumático y desolador, por ello la tranquilidad que significa contar con un seguro de viajero es algo muy importante.

Además, tal y como nos lo refieren de un conocido centro de estética en Buenos Aires, es muy importante conocer de antemano los establecimientos de salud más cercanos al lugar en el que estemos hospedados, a fin de saber a dónde acudir a tiempo.

Dinero extra

En cada viaje que se realice como turista, una precaución importante a tener presente es contar con un plan B sobre el efectivo, ya sea a través de una tarjeta de crédito o el giro por parte de un familiar o amigo. Esta posibilidad permite estar tranquilo ante cualquier eventualidad que surja.

Al tener este respaldo económico, podrás atender con celeridad cualquier urgencia que se presente durante el viaje, así como pagar los tratamientos en caso tengas que atender los golpes que puedas sufrir, ya sea en lo concerniente a fisioterapias o técnicas para tratar las cicatrices, como es el caso del láser Co2 fraccionado o similares.

Un plan financiero alternativo no es sencillo de imaginar a la hora de encarar un viaje, pero no hacerlo es como tirarse del avión sin paracaídas. Aunque la comisión para devolver el efectivo sea elevada se debe contar con un plan de contingencia para no correr el riesgo de quedar varado en un destino por ser protagonista de un accidente.

Disfrutar en el sentido más amplio

Una recomendación que está ligada a la de poner la mejor actitud ante la adversidad es la de tener una visión global de la situación y evaluar cuáles son las mejores estrategias para disfrutar de la estadía en el lugar al que hemos viajado.

Hay muchas clínicas y spa que se dedican al turismo de salud y el hecho de sufrir un accidente, puede abrir la posibilidad de cambiar trekkings por terapias de relajación y fisioterapia, lo esencial es saber disfrutar del cambio.

Esta entrada fue publicada en viajes. Guarda el enlace permanente.