Vacaciones y sus contratiempos

En épocas donde la tecnología es utilizada en todos los ámbitos y espacios de nuestra vida,  también llegó (y para quedarse) en nuestras planificaciones vacacionales. 

 

Antes, a la hora de reservar o abonar un hotel, pasaje, o pensiones, llamábamos al lugar, pedíamos ir a visitarlo o que algún familiar se llegue hasta el mismo. Pero estos últimos años, con la era del internet, compramos nuestras vacaciones con tan sólo un click, ya que gracias a las redes sociales y a las diferentes páginas web, se encuentran ofertas grandiosas, variedad interminable de alternativas y referencias sobre paseos, hoteles, y demás.

 

La mayoría de las veces, estas compras online se dan de manera exitosa. Uno a la hora de ofertar, debe tener en cuenta si la página web en la que se está adquiriendo es de confianza, si tiene algún tipo de puntaje o comentarios acerca de su  eficacia, datos personales de la empresa o propietario, entre otras cosas. Recientemente, debido a la crisis económica, muchas empresas o páginas relacionadas al turismo se declararon en quiebra y de esta manera dejaron sin poder vacacionar a quienes habían abonado ya su estadía. A partir de esto, varias de las personas que usualmente compran vía internet comenzaron a replantearse si seguirán utilizando este método para planear sus viajes. Y a decir verdad, lamentablemente es algo que también puede ocurrirte si comprás en una agencia de viajes con local comercial. Nadie está excento de que cosas como las mencionadas puedan suceder. Pero entonces, ¿a quién hacemos responsable cuando existe deficiencia en el servicio? La respuesta es muy sencilla: a todo aquel que haya sido intermediario de dicha compra, porque ello significa que es culpable, desde quien te alquiló la viviendo u hotel, hasta la agencia de turismo o portal de internet, todos ellos son responsables por aplicación de la ley de defensa del consumidor. Por supuesto que existen muchas variantes, y por eso siempre recomendamos a nuestros lectores consultar con profesionales abocados a esta problemática. Ellos, por su parte, deberán hablar con sus respectivos abogados laborales, para que den soluciones a los potenciales despidos por “mala praxis” por parte de los vendedores.

Por último, les queremos mencionar y destacar la importancia de tener registrado y guardado todos los comprobantes, tanto de las compras realizadas vía online (viaje, aéreos, o pasajes en colectivo, como pensiones ya sea completa o media pensión), también, en el caso de cancelaciones, mensajes que prueben y afirmen que el viaje no fue cancelado por problemas personales de ustedes,  si no por razones ajenas. Y en el caso de que tengan que acudir a un abogado, también conservar los recibos de los gastos que tuviste que realizar por dicha problemática. A la hora de reclamar por los daños ocasionados, podés pedir que te abonen los gastos que tuviste legalmente.

 

FlyAbogados, cuenta con un excelentísimo bufete de profesionales que pueden ayudarte a sacar adelante cualquier inconveniente con viajes y muchas otras problemáticas. Incluso, en los tiempos que corren, es allí donde podés encontrar abogados laborales en Buenos Aires, si estás pasando por un despido sin causa, etc.

 

Esperamos que nada de lo planteado te suceda, pero así mismo, deseamos que te sea útil nuestra información ¡Mucha suerte!

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.